La ministra Chacón asiste a la toma de mando española de la FINUL, La Voz de Galicia


Natalia Sancha-Nakura, sur del Líbano

En su cuarta visita al Líbano, la ministra de defensa Chacón asistió ayer a la ceremonia de traspaso del mando de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL) que se celebró en el cuartel general de Naqoura. Nada más llegar a Beirut mantuvo una breve reunión en privado con el Presidente libanés Michel Suleimán quien le expresó su “satisfacción con las tropas española y el nuevo mando”. El Ministro de defensa libanés, Elias Mur, también asistió al acto. Una decena de diputados y senadores españoles, entre ellos Rosa Díez e Iñaki Anasagasti acompañaron a la ministra. En una corta ceremonia, el general italiano Claudio Graziano pasó el testigo al general Alberto Asarta Cuevas convirtiéndole  en el primer militar español en comandar una fuerza multinacional de paz de las Naciones Unidas.

Carmen Chacón alabó la labor que realizan las misiones española en  Afganistán, Bosnia, Haití, Somalia y Líbano  “siempre con dos constantes en el trabajo: la estabilidad y seguridad por un lado y un comportamiento ejemplar durante los 21 años de misiones internacionales”. Ha añadido “estar orgullosa” de la toma de mando del general Asarta “y estar segura de que éste va a ser un gran año para España”. En su última visita a la región el pasado mes de octubre, el presidente Zapatero dejó claro que España pretende ocupar un papel más activo en Oriente Medio. Este es un primer paso.

“Es un privilegio aceptar el mando” ha respondido Asarta, tras reconocer en su discurso de traspaso del mando que la realidad política del Líbano prevalece sobre la operacion de las NN.UU. Una de sus nuevas labores será precisamente la de reducir el  número de efectivos de la FINUL en el país del cedro. No se ha mencionado ni aumento de tropas españolas ni disminución de los efectivos italianos. Un acuerdo que bien se puede explicar por una progresiva disminución de las tropas a nivel general. Hoy, España contribuye con 1001 soldados  españoles y el costo de la misión ascendió a 177 millones de euros el año pasado.

Líbano, ¿Misión imposible?

En 2006, y tras la guerra de 33 días que enfrentó al ejercito Israelí y milicianos del partido chiita Herbolá, llegaron las primeras tropas españolas al Líbano. Desde entonces, una media de  1100 soldados españoles son relevados cada cuatro meses. Si bien se les autoriza el uso de la fuerza , éstos se encuentran en una delicada situación. Toda acción debe tomarse  en concertación con las dos partes oficiosas: Israel y Líbano. A ello se suma que el sur del Líbano es terreno indiscutible de la milicia-partido chiita de Hezbolá, quien no está dispuesta a ceder sus armas. Y en palabras de un militar español; “Si los propios libaneses no se ponen de acuerdo sobre las armas, no será la FINUL quien se imponga en el asunto”.

Atrapados entre las dinámicas del Ejército libanes, de Hezbolá  y del Ejercito israelí, la FINUL tiene una misión casi imposible. Con tanta concertación, su labor se ralentiza y en ocasiones impide que realice su trabajo.  En la práctica, los cascos azules son un elemento de mediación por un lado  y de disuasión para el tráfico de armamento pesado por otro. Pero menos eficaz a la hora de controlar las armas pequeñas que circulan de casa en casa en el sur o impedir que Hezbolá e Israel violen el cruce de  fronteras.

Con el mando, las tropas españolas no variaran su rutina ni tampoco sus obligaciones. A nivel del terreno, todo sigue igual. Al asumir el mando de la misión, España logra una mayor visibilidad a nivel internacional, pero también se sitúa en una posición más vulnerable en el terreno de la seguridad. El General Asarta ha recordado hoy que “desde el inicio de la FINUL han perdido la vida 279 cascos azules”, sin mencionar el atentado que en junio de 2007  costó la vida a seis soldados españoles. En 2008, el número dos de Al-Qaeda, Ayman el Zawahiri, arremetía contra la presencia de tropas extranjeras en el Líbano  declarando a la FINUL  objetivo de la “jihad islámica”. Por lo que al asumir el mando, España no solo asume visibilidad internacional, sino  también el riesgo de ser el objetivo de ataques terroristas.

Publiado en La Voz de Galicia: http://www.lavozdegalicia.es/espana/2010/01/29/0003_8259075.htm

Leave a comment

Filed under Military, Spanish

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s