¡Que vienen los moros! Parte II

Europa anet el fenómeno del integrismo

LUNES 14 DE DICIEMBRE DE 2009 22:26

El 9/11 marcó el punto de inflexión en las relaciones con los países del Oriente Medio. Ese mismo Occidente, transcurridos mas de ocho años continúa sabiendo muy poco del yihadismo militante. A menudo se aprecia confusión entre Islam, arabismo e islamismo y es notoria la ausencia de elementos de juicio para conceptuar con objetividad cuál es realmente el contexto en el que se desarrolla y proyecta el integrismo.

Una característica significativa del Islam es la no separación entre política y religión. Concretamente, el Islam es un modo de vida, una organización política. En tanto que el islamismo es una fuerza ideológica-militar. Esto explica su exitosa expansión por Oriente Medio, Norte de África, Sur de Asia y Europa Occidental y, aunque nació en el mundo árabe y el árabe es su lengua común, el 68% de los 1.400 millones de personas que profesan el Islam no son étnicamente árabes. Por tanto, uno de los errores más frecuentes es creer que ambos términos (árabe y musulmán) son sinónimos. Por caso, Indonesia es un país islámico de los más importantes en el mundo musulmán y no está situado en Oriente Medio ni sus ciudadanos son étnicamente árabes. Tal confusión, desconocimiento y prejuicios, entre otros, han contribuido al difícil reconocimiento del fenómeno del integrismo radical.

Entender la cosmovisión del integrismo no es complicado para quien lo quiera ver despojado de las gafas de la miopía ideológica. Los fundamentalistas opinan que los sistemas políticos han fracasado y no han sabido responder a los retos del siglo XX. Esas agrupaciones, como la que encabezan los Talibanes en Afganistán, tienen como meta volver a las fuentes primigenias del Islam: el Corán, la sunna (tradiciones de Mahoma) y la sharia (ley islámica), a la vez que promueven el rescate de los valores propios e intrínsecos de la religión, la restauración del Estado Islámico y el rechazo a toda innovación. En virtud de lo anterior, su lucha es tanto contra Occidente como contra los regímenes laicos de los propios países árabes a los que consideran apostatas.

La comprensión por parte de funcionarios de la UE en relación al tema de la democratización del mundo árabe, al igual que lo referido a la expansión de la yihad militante y el avance de la ideología integrista en Occidente no solo es acotada sino que es incompleta. Muy poca dirigencia europea tiene en claro que si no fuera Irak, Gaza o Afganistán, sería Somalia, Argelia, Chechenia, Londres, Paris, Madrid o Frankfurt. Se ignora que “el integrismo no es una reacción determinada ante un punto de controversia”, por el contrario, “es una fuerza de combate ideológico-militar con una visión del mundo a la que aplican sus estrategias fundadas en la teocracia que sostienen a partir de una severa y perjudicial distorsión de las creencias religiosas”. El hecho de que Estados Unidos haya ido a Irak y Afganistán en la era del ex presidente George Bush e incluso la decisión del actual presidente Barak Obama de enviar 30 mil soldados adicionales allí y si ello ha sido o no acertado es otra discusión. Ni Irak ni Afganistán crearon yihadismo, todo lo contrario, los yihadistas son la prolongación de la guerra en Irak donde el mundo pudo apreciar sus tácticas y operaciones, y más aún, pudo conocer que existían.

Seguir leyendo en Infomedio

Leave a comment

Filed under Politics, Spanish

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s