Tag Archives: Religion

ENTREVISTA con el ayatolá Hussein Fadlallah por Natalia Sancha (en Afkar/Ideas)

sayyed-mohammed-hussein-fadlallahfadlallahnataliasancha

entrevista-sayyed-fadlallah-1-of-1

Publicado en : http://www.afkar-ideas.com/?language=es

Leave a comment

Filed under Interviews, Politics, Religion, Spanish

ENTRETIEN avec l’ayatollah Hussein Fadlallah par Natalia Sancha (en Afkar/Ideas)

fadlallahnataliasancha-afkarideas

1 Comment

Filed under French, Interviews, Politics, Religion

Ashura: homenaje a la tristeza

Ashura: homenaje a la tristeza

Nabatye,Líbano- 070109

Ashura, Nabatye.Lebanon 7th January 2009
Las calles de Nabatie se tiñen de rojo. Un extraño caos sonoro reina en la ciudad. Los ancianos recitan historias de la vida de Hussein y la batalla de Kerbala a través de los altavoces que rodean la plaza central. De fondo, resuenan los golpes de pecho en son de ‘mea culpa’ que se confunden con el trotar de los caballos. Mujeres sollozan y otras lloran sin consuelo. En medio de la plaza ‘Baida’, un grupo de actores iraquíes representa la batalla de Kerbala. Lloran a Hussein, hijo de Ali y Fátima, a su vez hija del profeta Mahoma. Hussein fue asesinado en 680 d.c. por una tribu enemiga junto con sus 72 compañeros en la batalla que tomó su nombre de la ciudad iraquí Kerbala. Alí, cuñado del profeta, fue el cuarto y último Califa descendiente de Mahoma. Con el asesinato de sus dos hijos, Hassan y Hussein, nació una nueva rama del Islam cuyos seguidores pasarán a ser llamados chías. Poco se oía de esta escisión del Islam en Europa hasta que la mediatizada guerra de Iraq en 2003 exsarcebó las diferencias entre las dos principales ramas del Islam; sunnís y chías.
Miles de personas con las palmas de las manos abiertas y giradas hacia el corazón se golpean el pecho. Otras branden sables que alzan al cielo. Más de 25000 personas vestidas de negro lloran la muerte de Hussein mientras otros miles, los menos, vestidos de blanco se golpean la cabeza con sables afilados al tiempo que gritan ¡Haidar!, en referencia a Alí. Pasaran varias horas hasta que el blanco torne rojo. Familiares y amigos hacen un corte en la cabeza del ‘penitente’ con un rápido y firme movimiento de navaja. Las ambulancias y enfermeros acompañan a los jóvenes en su camino. Los símbolos palestinos en solidaridad con Gaza también. Los quinceañeros presumen enfrente de las chicas embutidas en sus vaqueros y velos negros y cuando nadie les mira embadurnan sus pañuelos blancos con sangre para así parecer más hombres. Mujeres, ancianos y niños disfrutan del espectáculo y fotografían a los conocidos al tiempo que sorben zumos y saludan a los vecinos. Una veintena de extranjeros, entre periodistas y meros curiosos, prosigue con interés el evento. Escenario que se asemeja a una verbena cualquiera si no fuera por la sangre que salpica por doquier.
Niños de apenas dos años se golpean con las manos la brecha en la cabeza para hacer brotar la sangre mientras sus padres y madres les incitan al grito de ¡Haidar!. La sangre resbala por las frentes y rostros de los jóvenes y no tan jóvenes para poco a poco teñir de un rojo vivo las ropas blancas, sus manos y finalmente las calles a su paso. Giran en grupos alrededor de la plaza. El olor a sangre se mezcla con el de cordero y canela que algunas familias ofrecen a los pasantes.Ashura, Nabatye.Lebanon 7th January 2009

Ashura, Nabatye.Lebanon 7th January 2009
Banderas de Amal ondean al pasar. Ninguna de Hizbolá. Fadallá, influyente ideólogo, ha prohibido a sus seguidores verter sangre el día de Ashura. En Dahia, los suburbios al sur de Beirut y feudo de Hezbolá, la ceremonia de Ahusra no tiene color rojo. Mientras que en la mayoría de los países musulmanes la Ashura se reduce al llanto y al golpe de pecho generalizado, en Nabatye e Iraq, los hombres y escasas mujeres vierten ríos de sangre en honor a Hussein.
Este baño de lágrimas y sangre que se antoja un escenario dantesco a través de las pantallas, se convierte en un canto generalizado de arrepentimiento. Trece siglos mas tarde, los chías cantan un ‘mea culpa’ por no haber socorrido a Hussein el día de la matanza. Un homenaje al llanto y a la tristeza para aquellos congregados hoy en Nabatye. Como broche final y a penas cinco minutos después de finalizar el evento, empieza una brusca lluvia que limpia calles y rostros, borrando poco a poco el rojo del asfalto. Alegres, todos miran hacia arriba convencidos de que estas gotas de lluvia son un regalo de Alá, lágrimas caídas del cielo.

Published in: http://www.lavozdegalicia.es/mundo/2009/01/08/0003_7446575.htm

Pictures: http://www.nataliasancha.com/ashura

2 Comments

Filed under Religion, Social, Spanish